martes, 17 de enero de 2017

APORÍA



          Caravaggio, " El amor victorioso", 1602. Germäldegalerie de Berlín, Berlín, Alemania.


Somos guerreros en medio de un callejón sin salida.
¡He restado tantas excusas!

Las paredes sin pintar,
tu abrazo rondando las maletas
y ese desafío al mirarnos
que nos permite quedar sujetos
en cualquier conversación.

Debiera verte amar a alguien más todavía,
tal vez así sepa que la vida iba en serio,
que envejecer y morir es tan solo un punto fijo
del que nunca podré disuadirme.
Debiera ignorarnos y volver a empezar
por algo sencillo.

¿Palabras, conciencia, rincones, defecto, negativas?
Mis manos te dibujan una y otra vez —quiero recuperar
cada gesto en la memoria—, pero, buscando dónde.

Este monólogo se parece demasiado a una renuncia,
es la queja de un con-sentido al que ya nadie observa,
y me hablas
            y todo cambia.

Ya curado vengo a sentarme junto a mí,
para saber cuánto de cierto hay en el miedo
a que te olviden.

Por insensato que parezca,

te sabré nada más encontrarte…


Pilar Molina

lunes, 26 de diciembre de 2016

V E R S O

                                Paul Cezanne: "El beso de la musa", 1860. Museo de Orsay, París.


V
Ahora entiendo el vínculo
entre el hombre que escribe
y el hombre que muere.
Ahora que te silencias en mí
como la luz refugiada
en los sótanos.

E
Para conocer la forma
de un poeta se ha de buscar
el amor del aire:
símbolo de intensidad
contra pausas y roces ligeros.

R
Esta imagen, - la suya-,
se eterniza en mi memoria
a través de un muro insomne,
terriblemente impuro.

S
Nada impide la vulgaridad,
la observo en cada cuerpo…  
bajo la sombra aún tibia
de la luz y las violetas.

O
Enciende mi rostro
con su noche confundido,
para así sembrarlo

de pasión y llagas.


Pilar Molina

martes, 8 de noviembre de 2016

EQUILIBRIO





Existe una luz inmoble
bajo la sombra azul de los naranjos.

Futuros pretéritos
escuchan mi voz,
mientras la brújula de tus senos
se propaga como polvo inanimado
reconocible todavía.

Adelanto cada hora
ignorando el momento
que me obliga a morir
en el hueco de tu espalda.

Y recitas mis poemas
donde yo descanso,
donde es posible escuchar

las cigarras en invierno.

Pilar Molina

martes, 18 de octubre de 2016

JULIAN AND SANDY

                                                            Rene Capone, "Touch".



                                                                                                            Así por cada instante
                                                                                                          De goce, el precio está pagado:
                                                                                                         Este infierno de angustia y de deseo.
                                                                                                                Luis Cernuda


Cualquier tiempo está hecho de pequeños detalles,
verbos indecisos de lo que son mis actos.
Sintiéndome vivido, satisfecho de haber tocado
lo que no pude cifrar.

Sin celos de ausencia. Sin costumbres
que me acerquen al color de sus ojos…

Y en ascensos alegres me descubro.
Al inventar nombres que pretenden borrar
aquella voz que apenas llega. Perfección imposible
ante un cúmulo de logros que se amontonan
en cada espacio del pecho.

Sin celos, me contradigo. Sin costumbres.
Perdido en mí mismo.        

Lo veo de nuevo, siempre con la mano
tendida, igual de perfecto.
No sé cómo definir toda la verdad. No es solo un hombre,
no es tan solo un comienzo. Más altos que
las paredes y el suelo son la visión y el abrazo,
la juventud del día y la noche.

Sin celos, el río corre a bocanadas.
Sin costumbres. Pienso en la palabra que le nombra.

La respuesta a su compañía
es visiblemente incontrolable.



Pilar Molina


Julian and Sandy: En 1960 la radio BBC, decidió incluir dos nuevos personajes en su popular show. No fueron los primeros intérpretes homosexuales que retrató la radio, pero sí, los primeros en utilizar el "polari" (una especie de lenguaje secreto en el mundo gay). Siendo un completo éxito en cada tarde de domingo.

viernes, 23 de septiembre de 2016

ALEGORÍA

                        Bronzino, "Alegoría con Venus y Cupido". 1540-1550. National Gallery, Londres.



Más que el arrebato sentimental del que alardeo
cuando me tocas, predomina esta pose desocupada
hecha de un gesto mortal.

Qué extraño, cuando protegiendo tus piernas
quedo rendido ante sus últimas canciones.

Reapareces para crecer ante la historia
que nunca entendió de jardines y plazas.
El práctico sabor de tu cuerpo,
menudo, decidido, me hace no sentir el peso
de luces coronadas que se apoyan sin querer
en mi guantera.

Quedas impecablemente desnuda,
al otro lado del momento,
sin tiempo para habitaciones separadas
ni sexos jóvenes que humanicen
nuestro pulso menos vivo.

Nunca he temido a los dioses, y de pronto,
un resplandor medio lleno me devuelve a los pasillos,
aquellos que aguardan
el sentido de esta ocasión casi civilizada.

Ni preguntar. Ni preguntarte.
Ni poner los pies bajo la tierra.
La tarde es otra cosa, eres tú…,
entre yeso y auténticos brazos de viento.


 Pilar Molina

viernes, 19 de agosto de 2016

DE PATRIAS Y BANDERAS

                                                                     "Ellos"



Se supone que formo parte de un país con derechos,
donde la gente camina libre por las calles,
donde sus fachadas y parques
son testigos indirectos de historias anónimas.

Se supone que los médicos ejercen por vocación,
que los de menos recursos podrán, en un futuro,
convertirse en profesores, arquitectos,
ingenieros, directores de cine
o poetas si así lo prefieren.

¿Dónde está la sensibilidad de los que velan?

Esta democracia vencida…

Debates absurdos sobre
quién hizo más que quien,
un futuro en manos de trescientos cincuenta
licenciados en mierdas sociales.

Tuvimos un pasado, un pasado del que aún hoy
me avergüenzo. No escucho ningún perdón
por cada imagen moribunda en campos de tiro,
por tantas madres, hermanas e hijas encarceladas.

Por aquellos niños sin leche ni pecho,
por Lorca, Hernández y tantos otros;
aún hoy, no escucho el dolor arrepentido
de los que apenas critican
su propio cuaderno de historia.

Putas y mártires de una sociedad envenenada,
aquellas cunetas son testigos de tu silencio y el mío.
En lo que a mí respecta,
continuará la ilusión por llenar de soles una plaza,
con manos, voz, abrazos e ideas nuevas.

Quiero un país donde nuestros hijos
cumplan sus deseos.
Se supone que somos libres,
libres para pensar en las palabras
y en su misterio.

Todo lo supongo, todo lo supones,
supongamos pues,

una España en libertad.

Pilar Molina.

lunes, 8 de agosto de 2016

YO QUE SOY

                          Tiziano, "Diana y Calisto", 1556-1559. Galería Nacional de Escocia.





A menudo te pienso ante la dulce palidez
de unas manos.

Cuando el aire acaricia mi nuca,
puedo llegar a sentir
el hormigueo que oculta
tan insólita pose.

Quiero estar en vida,
solo así podré ganarme
el derecho a existir
sin decirte apenas nada.

Y sin embargo,
muero
entre un todo y tú,
tumbado en aquel rincón
donde golpeamos nuestro pecho.

Yo,
poéticamente perseguido,
limo con facilidad
las esquinas de un soneto.

Quiero estar en vida,
aunque eso conlleve

una diferente indiferencia.

Pilar Molina