domingo, 2 de agosto de 2015

LLEVA LOS PIES DESNUDOS

                                                     Chagall, "El músico". 1912-1913.



No existe la luz
si no quiero encontrarme.

Recuerdo con cierta frecuencia
cuando solía entrar en mí
para poder recrear
el dulce sabor de victorias perdidas.

Aún es de noche,
lo presiento.

Si quisiera aprender ahora mismo
de la técnica con la que mataba mis sentidos
podría hacerlo sin que temblara el pulso.

Tuve mis brazos a tu servicio,
hubiese destripado a mil vientos
si tu voz ardiera en lo altísimo,
pero es triste el final presagiado
por los de eterna mirada.

Me quedé sin luz en las espaldas,
y solo tú,

sabes el motivo de tal vil desventura.


Pilar Molina.