martes, 15 de septiembre de 2015

NO ES JUSTA LA EXISTENCIA

                     William Bouguereau, "Dante y Virgilio en el infierno", 1850. Museo Orsay, París.





Hoy no pueden escupir las violetas
su aroma a primera vez.

Tú que creíste en el acto sorprendido
otorga un punto de ineficacia
a este gesto apenas extraño.

Ya empieza a escucharse poesía
en barras de bar y esquinas abiertas
donde la miseria es disfrutada
p
o
c
o

a

p
o
c
o                                       
en un hombre sin labios,
enfurecido
por el simple hecho de encontrarse.

Sestea tus manos en la frente,
haz que resucite
muriendo de nuevo,
continúa sorprendiéndome
a través de esta tranquilidad
domada en su justa medida.

Amanece,
y así, el único pilar
de esta habitación
extrañamente incómoda,
sonreirá forzado
bajo un cielo
de estrellas ambiguas.


Tú,
entonces,

imagíname ahora.


Pilar Molina.