martes, 9 de febrero de 2016

LEN - TA - MEN - TE

                           Edward Hopper, "Nighthawks", 1942. Instituto de Arte de Chicago.




Humos azulados
anidaron en los árboles
incendiando las venas
tibias de otoño.

El tiempo,
fiel aliado de la muerte,
se fijó por costumbre
en barras de bar
de un color amarillo
que ya nadie recuerda.

Pude conocer
la perfecta vocación
de sedantes y deseos a medias,
nadie debería soportar
el lento sabor de los
recuerdos.

Intenté
distraerme,
al ser anfitrión de tal evento                                            
no podía marearme en
el discurso,
no hubiese sido lo correcto.

Los desiertos
continuaron
en el blanco de
un bolsillo,
dibujando
len-ta-men-te
el ángulo de tu cuello.

Puesto que el silencio
hablará de nuevo,
intentaré escaparme
con disimulo,
las buenas historias nunca
tuvieron finales felices
aunque déjame decirte,
que tampoco lo pretendo.

Pilar Molina.