sábado, 23 de mayo de 2015

HOY QUISIERA

              Traslado del cuerpo de San Marcos. Tintoretto. Galería de la Academia. Venecia,1562.


Hoy quisiera hacerme libre
e inventar un aliento forzado.
Como el mismo demonio,
empeño en recrear la dicha
en mi “auto-jodida” tortura.

Tú cuentas que existe un paraíso
entre bosque y desierto,
allí todo es belleza tardía,
fuente de un exquisito detalle.
Yo cuento con tu desánimo
sobre la piel de mi nuca
¿posible?,
¿o absurdo bostezo?


La sangre de los mártires
se abanica acostumbrada
ante los pies del necio,
sabiendo con certeza que,
no molestará si la nombran.

Y ahora,
escupo en nuestra piel,
mi tortura y tu voluntad.
No pretendo ser descortés,
es tan solo,

mi deseo.

Pilar Molina.