miércoles, 17 de septiembre de 2014

LA CLARA RAÍZ DEL FRÍO

                      El naufragio del "Esperanza". C.D. Friedrich. Kunsthalle, Hamburgo. 1824.

Escucho el murmullo
de esta claridad sobrante,
sin quererlo,
se ha vuelto
jazmín marchito
en hoja que habla.

Esperé
el despertar de los pájaros
tras el hilo oscuro
y el rumor hecho grito,
no llegaron a cantar
bajo el pecho
ni en la fingida pared
de cristal y plomo
que con tanto empeño,
hiciste para mí.

¿Por qué duermes
en la clara
raíz del frío?
¿Acaso hueles
a la astuta muerte?

Yo no pretendí
encabezar batallas
con sangre
de los vivos,
yo solo quería
querer y quererte,
pintar los montes
de un violeta intenso
para poder disfrutar
del amargo laurel
en horas tardías.

Vuelvo a escuchar
su murmullo
al acariciar
dos cestas de trigo,
quisiera bordar
tu nombre en ellas
y sin embargo,
la nieve cae incesante
sobre los campos

cada mañana.


Pilar Molina.