lunes, 1 de septiembre de 2014

DESDE LO ALTO CONTEMPLO

              Anníbale Carracci, "Piedad", 1599. Museo Nazionale di Capodimonte. Nápoles.



El beso ya es beso
incluso antes de escribirlo.

Realmente
fue una delicia
encontrar nuestros pies
bajo la sábana,
acomodarme a tu vera
y sentir cómo latías.

Después de todo;
¡qué complicado es morir
para vivir de nuevo!

Ayer sin ir más lejos,
todas mis intuiciones
se volvieron permiso,
permiso sobre tus hombros,
sin pretextos ni promesas.

Y no te acabaré
aunque tú me lo pidas,
porque el beso
ya era beso vida mía,
incluso antes
que tú lo escribieras.




Pilar Molina.