sábado, 5 de julio de 2014

PROFÉTICA TERNURA

                     


PROFETICA TERNURA

Voz pálida,
voz ausente,
déjame acariciar el sonido
de tu errante silencio,
permite desnudar
al más fiel de los instantes,
donde humedecidas lenguas
vagan insaciables
junto al fingir de los momentos.

Dormida entre garganta y beso
es instruida la inmortal evidencia,
nunca le hubiera concedido
tibios amaneceres sin tiempo,
aquellos enmudecidos amaneceres
que vagan tras el implacable asedio
pernoctando en tus ojos de silencio.

Posiblemente el curtido cuero
de mi pecho se ausente
ante la fiebre desmedida de tus besos,
viviéndome para morir eternamente
en el afilado hilo de tus abrazos,
morir para sobrevivir
a la respiración que se desnuda
entre olvidados poemas.

Cuando la esclavitud envejece
cual aroma en clima descubierto,
designio, palabra y viento
son transformados
en profética ternura.

Pilar Molina.