martes, 27 de mayo de 2014

INTENTARÉ RECORDAR, SI PUEDO.

                                     Cisnes que se reflejan como elefantes. Salvador Dalí. 1937.





Quise deshacer las trenzas del agua
al igual que un sueño llena
la mañana de aires fríos.

Quise estar ahí, a solas,
como luz que adorna a los niños
convirtiéndolos en cera
por propia voluntad.

Quise llenar noventa y nueve días
con máquinas de escribir
y anuncios comerciales,
creando así,
un ambiente literario
en el que poder convertirme
o convertirte de nuevo.

Quise entregar lentos sabores
al penúltimo fragmento,
pintando el lado más suave
de los melocotones
en un tono esmeralda.

Quise y no quise
convertir mis manos
en las ramas
que arañan tus cristales;
por aquello

de la noche y el frío.

 Pilar Molina