martes, 4 de marzo de 2014

AÚN CONSERVO

                                      La tempestad. GIORGIONE. Academia. Venecia. H. 1508.



Aún conservo
nuestro libro de poesía,
había versos,
había risas,
se alcanzaban cumbres
verdad y tiempo.

He aquí
lo que nadie ve,
una cortina de lluvia
abriéndose en silencio.

Falta la fuerza,
miro hacia atrás
y lo vivo se adormece,
los hábitos sobreviven
mientras yo,
saboreo mi derrota.

Apenas duermo,
la noche ocupa mi mente,
el día, tu nombre.

Aún conservo
nuestro libro de poesía,
tus versos se borraron,
¿acaso recuerdas?

Pilar Molina