miércoles, 29 de enero de 2014

CON CIERTO AIRE BARROCO

                    "La dormición de la Virgen", Caravaggio. Museo del Louvre. 1605-1606.


Aquí sostengo tu cuerpo,
bajo el trémulo sonido del antojo.

El respiro que entrega vida a mi vida
se funde al palpar la tierna fosa.

Y mi mano busca incansable
el tacto de insondables ríos
donde tu nombre es lentísima locura.

Te miro muerte,
¡sí, te miro!


Pilar Molina